Monta tu criadero paso a paso.

Explicación de como hacer su criadeo de caracoles paso a paso.

PASO 1: ELEGIR EL TERRENO

 Para criar caracoles es necesario disponer de un terreno más o menos nivelado, que no se encharque, lo más cuadrado posible (para su máximo aprovechamiento), que disponga o pueda disponer de luz, agua y un buen cerramiento (para evitar la entrada de animales ajenos al criadero de caracoles) y lo más barato posible

PASO 2: DISTRIBUIR LAS LÍNEAS DE CRÍA DE CARACOLES

Una vez hemos elegido el terreno, tendremos que distribuirlo en función del número de líneas de engorde de caracoles (cajones de 50m x 2m en los que vivirán y se desarrollarán los caracoles). Hay que tener en cuenta que por cada línea obtendremos una superficie útil de 100m2 para el engorde de caracoles y nos incrementará 3m el ancho del criadero. El ancho será el resultado, en metros, de multiplicar el número de líneas por tres y sumarle uno, ya que las líneas serán de dos metros y los pasillos de uno de anchos y el criadero tendrá un pasillo más que líneas ((nº de líneas x 3) + 1). El largo, en principio, es fijo ya que las líneas miden 50m de largas y dejaremos 2m adelante y atrás como zona de servicio, lo que nos da un largo fijo de 54m. Esta medida podría variar con el único fin de aprovechar al máximo el terreno, pero siempre teniendo en cuenta que será mejor hacer dos líneas de engorde de caracoles de 40m antes que una de 80m.

PASO 3: MONTAR LA ESTRUCTURA METÁLICA.

Una vez se tiene clara la distribución del terreno en líneas de cría de caracoles, procedemos a clavar los postes de la estructura en el suelo. Nosotros utilizamos barras de hierro galvanizado de 3m que clavamos a 2,05m, es decir, hundimos 95cm en el suelo y dejamos todos los postes a 2,05m de altura. Estos postes se clavan formando cuadrados de 3m de planta, excepto la línea de cría de caracoles nº1, en la que formaremos rectángulos de 4m de ancho por tres de largo. Esto se debe a que, como hemos dicho antes, hay una línea de cría de caracoles a la que corresponden dos pasillos y, por lo tanto, el arco de la estructura metálica que le corresponde tendrá que ser de 4m de ancho.

Para que los postes queden alineados, se tira una cuerda de adelante a atrás y se van clavando con ella como referencia. Es importante que los postes queden lo más alineados y nivelados posible ya que eso facilitará todo el trabajo posterior. Una vez clavados los postes, se sueldan los largueros, de tal forma que en la parte superior de cada poste se asienten cuatro largueros formando una cruz. Es en la parte superior de los postes donde hay que soldar los largueros que confluyan en esa cruz, en todas las caras y aristas que sea posible.

Una vez soldadas todas las “cruces”, tendremos terminada la estructura.

PASO 4: COLOCAR EL SISTEMA DE NEBULIZACIÓN.

Una vez terminada la estructura metálica, tendremos que colocar de adelante a atrás una alambre a cada 1m del anche del criadero de caracoles, es decir, dos por arco (excepto en el arco1 que irán tres, ya que mide 1m más de ancho). En una de esas alambres (la que pasa exactamente por el centro de la línea de cría de caracoles correspondiente) sujetaremos la manguera de polietileno (PE) en la que más tarde pincharemos lo nebulizadores y todas (las alambres) nos servirán para sujetar la maya de sombreo que protegerá a los caracoles del sol directo. Las alambres deben quedar bien tensas, esto se puede conseguir amarrándola en un lado y tirando con energía del contrario o con tensores.

 

Después de colocar las alambres colocaremos las mangueras de PE con las que daremos agua a los nebulizadores. El cálculo de las secciones de esas mangueras depende del tamaño del criadero, pero para uno de nueve líneas de cría de caracoles de 50x2m como el del PASO2, podríamos utilizar una acometida de PE de 50 y ramales (que son los que van a lo largo de la líneas de cría de caracoles) de PE de 25, disponiendo la acometida en el centro del criadero y perpendicular a las líneas de cría de caracoles y los ramales a lo largo, encima de las líneas y justo en el centro de las mismas.

PASO 5: PERFIL ANTIFUGA PARA CARACOLES.

El perfil anti fuga es necesario enterrarlo unos 8-10cm para que, por un lado no entren roedores y por otro no se salgan caracoles de las líneas de cría. Con una pequeña zanja hecha con una azada será suficiente. Una vez hecha la zanja se coloca el perfil lo más recto y nivelado posible, ayudándonos con una cuerda para mantener la línea y con un nivel para que todas las piezas queden bien puestas.
 volver a todos los pasos  

PASO 6: PINCHAR LOS NEBULIZADORES

 Una vez terminado prácticamente el criadero de caracoles, se pinchan los nebulizadores en los ramales de manguera de PE de 25. La separación entre ellos dependerá de sus características. Todos los fabricantes dan el radio de riego y el consumo de agua en l/h, que son los parámetros que a nosotros nos interesan. Los nebulizadores que utilicemos no deben tener un consumo superior a 30 l/h, ni deben dar un radio de riego de más de 1m a 1m del suelo. La razón es que si las boquillas consumen más de 30 l/h, el caudal de agua necesario para nuestra granja de cría de caracoles será demasiado grande y si el radio de riego es de más de 1m nos regará los pasillos.

PASO 7: SEMBRAR EL TREBOL.

Después de disponer del sistema de riego, es el momento de sembrar el trébol. Para ello habrá que haber aplicado antes algún tipo de herbicida biodegradable para que las malas hierbas aparezcan lo menos posible. Después se roturará la tierra y de sembrará trébol enano, que servirá de cobijo para nuestros caracoles (no de alimentación que se hará a base de pienso). Sería importante que esta labor se realizase en septiembre o en octubre, para que en marzo el trébol ya estuviese bien crecido, aunque también se puede hacer en febrero y marzo.

PASO 8: COLOCACIÓN DE LA MAYA DE SOMBREO.

 Lo ideal, para el tipo de criadero de caracoles que hemos descrito, es que la maya de sombreo sea de 4m de ancho para la parte superior y de 2m de ancho para los laterales del criadero de caracoles.

 

Nosotros colocamos la maya a lo largo del criadero, es decir, cada arco de la estructura de 54m de largo x 3m de ancho, se cubre con el ancho de la maya de sombreo (4m) y esta se amarra con bridas a la estructura metálica (largueros) en ambos lados. Para el arco1, de 4m será necesario unir el ancho de dos mayas de sombreo (4+4m) para, de esta forma, cubrir el arco1 y el arco2 (4+3m) de una sola vez, quedando en el medio una fila de largueros en la que nos se amarra con bridas.

 

Una vez puesta la maya del criadero de caracoles habrá que protegerla con alambres que se colocarán encima de la maya (para que el viento no la levante) perpendicularmente al sentido en el que hemos colocado la maya de sombreo, es decir, a lo ancho del criadero de caracoles y encima de las filas de largueros que atraviesan el criadero a lo ancho, por lo tanto, se pondrá una línea de alambre cada 3m y se amarrara a los largueros con grapas de alambre.

PASO 9: COLOCAIÓN DEL MOVILIARIO.

 La estructura del criadero de caracoles ya está terminada, ahora solo falta equiparlo con el nobiliario necesario para facilitar la labor de cría de caracoles.

Para eso necesitaremos:

• Bastidores para sujetar las banderas: uno por cada 4m de línea de cría de caracoles.

• Banderas: sirven de refugio para los caracoles y para facilitar su recogida llegado el momento utilizamos 10 banderas para caracoles por cada bastidor.

• Comederos: en ello se distribuye el pienso y utilizamos dos comederos de caracoles por bastidor.

PASO 10: SUELTA DE ALEVINES DE CARACOL.

 Seguramente sea el paso más emocionante y esperado. No tiene mayor complicación. Una vez recibido el alevín de caracol, se abren las cajas y se distribuyen lo más uniformemente por las líneas de cría hasta alcanzar una densidad de unos 50.000 caracoles por línea (si son de 50m x 2m), o lo que es lo mismo, 1kg de caracol alevín por cada 100m2 de superficie de cría de caracoles.

 

Advertencia: las primeras semanas parecerá que los caracoles no están, que se han ido o de han muerto, pero están. Buscarlos en la parte inferior de las hojas de trébol.